user-icon user-icon
En Alerta

Joven asesinado por novia: familiares piden colaboración para funeral

El joven fue asesinado la noche del miércoles de una puñalada.

Jorge Alpízar Costa Rica /

La familia de Jafet Artavia, joven presuntamente asesinado por su novia en San Ramón, necesita ayuda para poder cubrir los gastos relativos a las honras fúnebres del muchacho de 19 años.

Ante la repentina muerte, presuntamente a manos de su novia de 17 años, sus allegados piden una mano solidaria en medio de la tragedia familiar que viven.

Si desea ayudar con las honras fúnebres, puede colaborar con un Sinpe Móvil al 6317-0519, a nombre de Meilyn González (madre de Jafet).

La familia, además de esta dificultad económica, enfrenta un dolor emocional profundo pues existía un distanciamiento importante entre Jafet y sus familiares.

Según relató Greilyn González, tía del joven, presuntamente la adolescente le prohibió a la víctima tener contacto con sus familiares debido a una situación en la que el muchacho le pidió a su tía sacarlo de donde vivía con la menor.

“Él no podía venir y querer un beso o un abrazo para uno, de un tiempo para acá ella se había disgustado conmigo porque él un día me llamó para que lo fuera a recoger porque él no aguantaba más, cuando llegué ya ella le había pedido perdón que eso no volvía a pasar, él me dijo que le iba a dar una segunda oportunidad y de ahí ella se enojó conmigo y no lo volvió a dejar que él me hablara, entonces estaba distanciado con todos nosotros”, comentó.

¿Qué dijo la mamá de Jafet Artavia?

Su progenitora, Meilyn Gómez, comentó que desea justicia para su hijo y recordó que cuando la pareja vivió con ella siempre debía intervenir por los constantes pleitos y agresiones de la joven contra el muchacho.

Debido a esto, ambos habrían decidido independizarse y vivir aparte para no tener injerencia en su relación

“En realidad que se haga justicia, creo que nadie merece… Se supone que por amor, terminar de una manera así. Lo que más me duele es que nunca tuvo confianza con uno para decirle, porque él sabía que uno siempre se iba a meter, incluso cuando vivieron conmigo yo siempre me metía a defenderlo”, expresó.

Gómez relató que el nivel de toxicidad de la relación alcanzó niveles tan altos que su hijo ya no tenía contacto con su familia, pues presuntamente la adolescente era posesiva y no lo dejaba hablarles.


De hecho, contó que Jafet no tenía acceso a dispositivos móviles y tampoco tenía “permiso” de su pareja para llamar a sus familiares, hasta le habría prohibido tener los números de sus allegados.

“Por eso se fueron a vivir aparte, no lo dejaba hablarme, no lo dejaba visitarme, no podía hablar con la familia. Si lograba por mera casualidad tener un teléfono, no podía escribirme, no podía tener el número, no podía ir al trabajo a buscarlo”, explicó.

El joven soñaba con formar una familia y sacar adelante a sus padres, según recordaron sus seres cercanos.


  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon