Diego Maradona fue "abandonado a su suerte", revela informe Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Diego Maradona fue "abandonado a su suerte" por su equipo de salud, revela informe

La junta médica que investiga a pedido de la justicia las causas del deceso determinó que el exfutbolista sufrió un "período agónico prolongado".

ESPECIAL.- El legendario futbolista argentino Diego Maradona fue "abandonado a su suerte" por el equipo de salud que lo atendió en los días previos a su muerte, el 25 de noviembre de 2020, con un tratamiento "inadecuado, deficiente y temerario", según un informe.

La junta médica que investiga a pedido de la justicia las causas del deceso determinó en un documento de 70 páginas que Maradona "comenzó a morir, al menos, 12 horas antes" del momento en que fue hallado sin vida en su cama y sufrió un "período agónico prolongado".

El informe fue elaborado por una junta interdisciplinaria de 20 peritos convocada por la Fiscalía General de San Isidro, a las afueras de Buenos Aires, que busca determinar si el deceso de Maradona pudo haberse producido por abandono de persona o de un homicidio culposo (involuntario).

El '10' argentino murió el 25 de noviembre pasado, a los 60 años, solo en su cama de una casa alquilada en un barrio privado en el norte de Buenos Aires, donde se recuperaba tras una operación por un hematoma en la cabeza, y donde supuestamente estaba con internación domiciliaria.

El informe de la junta médica concluye que el capitán de la selección argentina campeona en México-1986 "hubiese tenido más chances de sobrevida" de haber contado con una internación adecuada y en un centro asistencial polivalente.

"Considerando el cuadro clínico, clínico-psiquiátrico y el mal estado general, debió haber continuado su rehabilitación y tratamiento interdisciplinario en una institución adecuada", insistió la junta.

Los peritos indicaron que Maradona "no se encontraba en pleno uso de sus facultades mentales, ni en condiciones de tomar decisiones sobre su salud" al momento de su salida de la clínica Olivos, donde había sido operado de la cabeza.

En los días previos, el ex astro del Napoli y el FC Barcelona había insistido en irse de la clínica y había rechazado ser llevado a otro centro de salud, según su médico de cabecera, Leopoldo Luque, uno de los investigados.

Entre las conclusiones, la junta sostiene que "fueron ignorados los signos de riesgo de vida que presentaba" y el cuidado de enfermería en esas últimas semanas "se encuentra plagado de deficiencias e irregularidades" y con falta de controles.

"El equipo médico tratante se representó cabal y acabadamente la posibilidad del resultado fatal respecto del paciente, siendo absolutamente indiferentes a esa cuestión, no modificando sus conductas y plan médico/asistencial trazado, manteniendo las omisiones perjudiciales precedentemente apuntadas, abandonando 'a la suerte' el estado de salud del paciente", acusan los peritos en el informe.